#FLACSOEnLosMedios | Verónica Weber en Revista Actualidad Universitaria

Publicación bimestral del Consejo Interuniversitario Nacional


Compartimos el artículo realizado por nuestra docente donde reflexiona sobre las posibilidades de la educación a distancia y la mediación tecnológica.

 

Momento de balance

La universidad que queremos


"En abril de 2020 afirmábamos que la coyuntura de pandemia, por ser inesperada y sorpresiva, interpeló a las universidades y a sus Sistemas Institucionales de Educación a Distancia (SIED) a dar una respuesta inmediata, pero no improvisada.


Proponíamos aprovechar el conocimiento específico, producto de la experiencia y de las investigaciones ligadas con la modalidad a distancia y la mediación tecnológica como campo de saber específico de larga data. Los interrogantes que nos planteábamos entonces, como hipótesis de futuro, siguen vigentes y motorizan, preocupan y ocupan a especialistas de las universidades. Aquellas inquietudes propias de los campos de la educación a distancia, de la tecnología educativa, de la política y de la pedagogía se actualizan en estudios de investigación y de evaluación, y en estrategias de acción entre autoridades y equipos de gestión de las universidades.


La pandemia es reconocida como un hito, que obliga a pensar en un antes y un después y en la necesidad de acompañar y capacitar a profesores y profesoras para que puedan reconocer lo realizado durante el tiempo de aislamiento. El desafío es valorar lo hecho pero sin caer en los extremos que llevan a imaginar lo que sigue como lo que fue antes o lo que se hizo en los últimos dos años de virtualización compulsiva. Es trillado plantear que, aunque nos resistamos y lo intentemos, ya nada podrá ser igual.


En este contexto resulta crucial la reivindicación y el aprovechamiento del saber propio de equipos y especialistas para superar la virtualización realizada en la emergencia y dar paso, entonces, a la mediación tecnológica como alternativa pedagógica y didáctica rica, potente y válida.


“La presencialidad mediada tecnológicamente amplía, enriquece y profundiza las posibilidades de la sincronía”.


Los equipos de educación a distancia se enfrentan a la necesidad de trabajar la importancia de desacoplar la variable temporal de la espacial en las propuestas de enseñanza. La mediación tecnológica no necesariamente se da en el mismo espacio físico y tampoco supone que suceda en el mismo tiempo. También, la emergencia reabrió el debate tradicional sobre la clase expositiva como única estrategias en la modalidad que sea.


La presencialidad mediada tecnológicamente amplía, enriquece y profundiza las posibilidades de la sincronía, sea esta física o virtual. Se hace imprescindible imaginar y construir escenarios híbridos, combinados, mixtos; que superen la visión instrumental, restringida y dominante de las “aulas híbridas” (en la que la clase presencial con pocos estudiantes es retransmitida sincrónicamente para estudiantes que se conectan de manera remota). Buscar que lo digital y lo físico convivan, dialoguen, se complementen, se articulen y se potencien en función de los proyectos institucionales, políticos y pedagógicos; de las características de las carreras; de las particularidades disciplinares de las asignaturas; de los entornos y espacios disponibles; de las trayectorias y particularidades de estudiantes y de las necesidades de docentes. En sus orígenes, la Red Universitaria de Educación a Distancia (Rueda) del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), con treinta años cumplidos en pandemia, visualizaba la modalidad a distancia en el sistema universitario nacional en respuesta a políticas de democratización y de mejoramiento de la calidad de la enseñanza.


Con el mismo compromiso político, hoy se hace extensiva la definición a la mediación tecnológica, que trascienden la videoconferencia en vivo para expandirse, extenderse y distribuirse en escenarios, entornos, dispositivos, herramientas y recursos. Apuntamos a la convivencia de lo analógico con lo digital; de lo material con lo simbólico; de lo tangible con lo intangible. En la construcción de la universidad que se viene es imprescindible hacer visibles dilemas y tensiones que diferentes actores del sistema padecen, reconocen y plantean. Atender a diversas variables que llevan a proyectar la presencialidad (y la distancia) de modo programado e incierto. Ojalá podamos pensar en proyección y con sentido político, pedagógico, tecnológico y didáctico lo que era impensable hace solo unos pocos meses. ¡Es cuestión de animarse!"


Si te interesan estos temas, te invitamos a descargar la revista Actualidad Universitaria ›


Verónica Weber es coordinadora de la Especialización en Constructivismo y Educación y el curso corto de posgrado Experiencia Museo. Es además coordinadora de la RUEDA, Red Universitaria de Educación a Distancia y desarrolla en este artículo algunas ideas sobre la universidad en la post pandemia.

40 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo